Lucha de clases en el cine español, artículo de Fernando Lara

SIEMPRE ha habido ricos y pobres, dicen. Quizá sea una muestra de fatalismo histórico, pero las diferencias sociales en el mundo están lejos de desaparecer. Al contrario, y pese a importantes iniciativas en la ayuda al desarrollo, se percibe día a día una mayor separación entre las clases privilegiadas y las clases desfavorecidas, llevadas tantas veces al terreno de la marginalidad. Algo muy similar está sucediendo hoy en el cine español.

No es un fenómeno nuevo, pero se viene agudizando en el conjunto de nuestra cinematografía: las películas ricas cada vez lo son más (aunque tampoco sean demasiadas) y las pobres casi están llegando a la indigencia o, simple y llanamente, a no hacerse. Cada vez menos semanas de rodaje, menos medios de producción, menores salarios para más horas de trabajo… llevan a sus realizadores a buscar la cuadratura del círculo, a intentar hacer una obra valiosa sin los recursos imprescindibles para obtenerla. Afecta sobre todo a la gente joven, a quienes empiezan y están dispuestos a tragar con carros y carretas con tal de llevar su proyecto a término. Pero también a otros directores que, aun habiendo desarrollado ya una cierta carrera de tres, cuatro o seis películas, sienten cómo se reduce su margen de maniobra. [Leer artículo completo en EL MUNDO]

Artículo de Fernando Lara publicado en EL MUNDO el 30 de septiembre de 2009

Unha reflexión sobre “Lucha de clases en el cine español, artículo de Fernando Lara

Os comentarios están pechados.