Guardans (again), artículo de Juan Sardá

El debate de fondo. Al contrario que una parte importante de la sociedad española, en esta nueva guerra nadie discute la existencia de las subvenciones. Y quizá no estaría mal hacerlo. Lo que está sobre la mesa son dos concepciones muy distintas. La primera, la de Guardans, los productores de la FAPAE o Gerardo Herrero pasa por considerar el cine industria primero y producto cultural después. Para los Cineastas contra la Orden, se trata de una herejía. Al frente de la oposición, Javier Rebollo. Yo voy con Guardans.

Leer artículo completo en El Cultural